Manejo de cerdos

Aplicación de medicamentos en cerdos

Vías de administración de medicamentos en porcinos

Sistemas y modos de aplicación de medicamentos en cerdos 

Actualmente existen  varias formas de aplicación de los medicamentos de explotaciones porcinas intensivas:

  • ­inyección ( parenteral)
  • Administración en bebederos
  • Administración en el pienso
  • Administración tópica.

¿Como se inyectan los cerdos?

Consiste en aplicar el producto dentro de algún tejido del animal, para que pase a la sangre y se distribuya por todo el cuerpo. Las principales vías que existen para la administración por inyección o por vía parental son los siguientes:

Vía intramuscular

Se trata básicamente de clavar la aguja perpendicularmente a la piel y en profundidad en el músculo. Los puntos preferidos para la aplicación son cuello, muslos y lomo, utilizan agujas de longitud mínima de 2,5 cm de longitud. Tras la inyección, es conveniente masajear la zona específica para sellar la piel.

Vía subcutánea

Para la especie porcina el punto normalmente utilizado para este tipo de inyección el cuello. El modo de aplicación consiste en agarrar la piel tirando de ella y separándola del cuerpo, forman un pliegue. En la base de este pliegue se inserta la aguja y se aplica la inyección.

Vía intravenosa

Esta vía se utiliza únicamente por un profesional veterinario, debido a lo complejo y delicado que resulta. Si es necesaria la aplicación de varios medicamentos a la vez al animal, o sea, de inyecciones múltiples, se debería utilizar varios puntos de inoculación. En caso de ganado mayor, como el porcino, se puede utilizar el mismo punto o ambos lados del cuello. Se separan como mínimo 10 cm cada inyección y se aplicara un máximo de 10 ml por punto de inoculación.

Se pueden producir reacciones adversas en el punto de inoculación, con dolor, hinchazón o formación de cicatrices y quistes, por inyectar medicamentos en zonas equivocadas.

Administración de medicamentos en bebederos

Hay que dosificar correctamente la medicación correcta en el agua que beben los animales. En esta modalidad de administración se debe calibrar correctamente los equipos dosificadores, para que el agua lleve la dosis correcta.

El tratamiento oral en grupo, utilizando el agua como vía de administración, es ideal para grupos de animales, ya que es fácil, rápido y tiene efecto sobre barios patógenos. No obstante, hay que tener en cuenta que la dosis física es irregular, ya que a veces la disolución no es buena y tratamos a animales enfermos, que consumen poco volumen de agua, y animales no enfermos.

Además, hay que prever que algunos medicamentos no se absorben por vía intestinal y que una dosificación inadecuada puede provocar trastornos en todo el ganado. Por todo esto se hace necesario leer siempre las indicaciones del fármaco.

Los datos que debemos conocer antes de la aplicación del producto son:

  1. Dosis de fármaco necesaria en mg/kg/día.
  2. Peso total en kg de los animales que tenemos que medicar. Se calcula haciendo un promedio de peso por animal y multiplicando por el número de cerdos.
  3. Cantidad diaria de fármaco que tenemos que utilizar en gramos. Se calcula multiplicando el peso total en kg por dosis en mg/kg/día/1000.
  4. Cantidad de productos en gramos. Se calcula dividiendo la cantidad diaria de fármaco entre la cantidad de principio activo por gramo.
  5. Administración del producto en la cantidad de agua que van a consumir los animales en menos de un día, dando el resto de agua sin medicar.

Administración de medicamentos  para cerdo en el pienso

Se mezcla el medicamento con el pienso que comen los animales. Los medicamentos que se administran por esta vía tienen la ventaja de ser una forma fácil de tratar grandes grupos de animales. No obstante, se debe tener en consideración que los animales enfermos consumirán menos cantidad de pienso y que algunos antibióticos se absorben poco por esta vía, por lo que la dosificación por animal puede ser irregular.

Solo está permitido elaborar piensos medicamentosos con pre-mezcla medicamentosa autorizada. Esta pre-mezcla solo puede introducirse de forma directa en la mezcla en concentraciones mínimas de dos kilos por tonelada. No está permitido utilizar fórmulas magistrales para elaborar estos piensos medicamentosos.

El veterinario puede asociar más de una pre-mezcla medicamentosa siempre bajo su responsabilidad. En el etiquetado de estos piensos debe aparecer indicado que es un pienso medicamentoso con prescripción veterinaria. Se deben identificar los comederos que tengan pienso medicamentoso, con el fin de que otros animales no consuman estos alimentos. Tras vaciar el silo, debe asegurarse la correcta limpieza de los comederos o los sacos que hayan tenido este tipo de pienso.

Administración tópica del medicamento en el cerdo 

Cosiste en aplicar el producto directamente en el área o parte del animal que estemos tratando. Se usa con frecuencia en el manejo de este tipo de ganadería.

A continuación se describe alguna de las vías más empleadas

Vía intranasal

Se utiliza para administrar algunos tipos de vacunas como la de la enfermedad de Aujeszky. Consiste en inyectar una dosis a chorro con una jeringa sin aguja en los orificios nasales del animale.

Vía intrauterina

Esta técnica es ampliamente utilizada en el ganado porcino para tratar problemas de infección urinaria postparto y cosiste en depositar, mediante una sonda o catéter, el medicamento directamente al útero.

Al tratarse de una operación complicada que puede lesionar al animal, requiere cierto grado de habilidad y entrenamiento.

Para hacer tratamientos hormonales, como la sincronización de celos, también se puede usar la modalidad intravaginal.

Vía intramamaria

Aplicación tópica empleado en cerdas lactantes para combatir problemas de infección en las mamas. Consisten en la introducción directa del medicamento en la mama.  Para ello es necesario una limpieza previa del pezón y un masajeado posterior dela mama.

Vía conjuntival

Administración de la vacuna o del medicamento de forma directa en el ojo para su absorción por la mucosa conjuntival. Se usa para aplicar colirios y algunas vacunas

Vía dérmica

Es la aplicación directa del producto sobre la piel o sobre la zona concreta del animal que queramos tratar.  En este grupo se engloban los pulverizadores cicatrizantes, los antisépticos y heridas, las pomadas y los ungüentos.

Le puede interesar Bioseguridad en granjas porcinas 

periodo de supresión 

Es el tiempo que debe trascurrir desde la administración de la última dosis del medicamento, para que el animal sea apto para el consumo humano. Los tiempos de espera de los medicamentos pueden actualizarse en función delos avances científicos y de los métodos anabólicos, por lo que se debe leer siempre los prospectos.

Para el cálculo del periodo de retirada de cada medicamento, se estudian los residuos del principio activo en diferentes tejidos diana (hígado, riñon, grasa, músculo) incluyendo el punto de inoculación. Los residuos de estos tejidos deben ser inferiores a los Límites Máximos de Residuos permitidos (LMR), previamente establecidos para cada molécula.

Hay medicamentos veterinarios que no precisan periodo de supresión, porque no origina residuos en los animales vivos o en sus productos. Esta circunstancia debe venir reflejada en el dossier o prospecto del medicamento, además del envase y etiqueta.

Le puede interesar Inseminación artificial en cerdas 

Residuos

La ley 8/2003, de Sanidad Animal, concreta que son residuos, además de los cadáveres:

  • Los subproductos de explotación: estiércol, purines, yacijas y piensos alterados o caducados.
  • Los residuos de especial tratamiento: envases de medicamentos, vacunas, medicamentos caducados. Jeringuillas desechables y toda clase de utensilios de exploración o aplicación, así como el material quirúrgico desechable.

           Para estos últimos residuos, la normativa aplicable es la siguiente:

  • Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases.(BOE n° 99, 25-Abr-1997).
  • Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados (BOE n° 181, de 29 de julio de 2011).

Esta normativa cataloga los diferentes tipos de residuos. Establece que el poseedor final de los residuos de envases y envases usados, así como de los restos de los medicamentos ya usados o caducados (residuos de especial tratamiento), es el responsable de los mismos. Está obligado a la realización de determinadas prácticas que se aseguren su correcta gestión y eliminación.

El fin de esta normativa es garantizar la conservación del medio ambiente y lograr una mayor calidad en cuanto a salud pública y sanidad animal.

Los residuos de medicamentos de productos de origen animal son los restos de medicamentos  que puede haber en los animales o sus productos tras ser tratados con medicamentos.

Le puede interesar Manejo sanitario de la granja porcina 

suscribete por correo

Vídeo Vías de administración de medicamentos en porcinos

1 Comment

  1. Jackson

    Muy buen articulo, asi como un video teorico-practico muy bien explicado, gracias por compartir esta información con las personas con adinidad al ramo de la zootecnia, asi como de las diferentes diciplinas interesadas en este tipo de contenido.

Leave a Reply

Aviso Legal

Política de Privacidad

Política de cookies

Theme by Anders Norén